El ex tenista chileno Marcelo “Chino” Ríos anunció su retorno al país para votar en la segunda vuelta presidencial, la que medirá al candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, y al postulante de Fuerza de la Mayoría, Alejandro Guillier.

El ex número uno del mundo compartió un texto en su cuenta de Twitter, el que con un tono más conciliador que en el resto de sus comentarios sobre las elecciones, explicó por qué decidió dejar su casa en Estados Unidos para realizar su deber cívico. “Si queremos mejorar no podemos seguir haciendo más de lo mismo. Para que pueda haber crecimiento, debe haber inversión y en Chile las inversiones están paradas en los últimos tres años.

Entonces si hay inversión puede haber crecimiento, si hay crecimiento puede haber buenos resultados, si hay buenos resultados en las empresas puede haber aumento de sueldos para la clase trabajadora, si hay aumento de sueldos la gente compra, si la gente compra se activa el comercio, la industria y la construcción y ello posibilita nuevas inversiones y se cierra el círculo vicioso”, escribió. “No hay que ser político para saber esto, es mi opinión como ciudadano.

Si no trabajan: NADIE LES VA A REGALAR NADA. Si yo me hubiera quedado mirando como los grandes tenistas del mundo obtenían triunfos no hubiese logrado nada. Me puse a trabajar y después de romperme el culo comencé a ver resultados y ello me hizo perseverar hasta alcanzar mi gran meta”, agregó. Tras esto, el deportista retirado envió un mensaje a sus seguidores. “Me di cuenta de que estamos frente a una elección en que se juega el futuro de nuestro país y por eso decidí dar el ejemplo y venir a votar.

Desafío a la gente joven, a los que nunca han votado y a los indecisos a que me acompañen en esta tarea y demos nuestra opinión con el voto (sea para quien sea) y así sintamos que el resultado fue responsabilidad de todos y no sólo de unos pocos”, finalizó. Luego de la primera vuelta, el Chino había manifestado su rechazo a Guillier por ser periodista. Luego de recibir una ola de comentarios, decidió transparentar su respaldo a Piñera.