Tras el reportaje de “En su propia trampa” donde se demostraron las malas prácticas de algunos conductores Uber, la demanda de Easy Taxi aumentó en un 50% el día lunes.

El gerente general de Easy Taxi, Manuel Parraguez, explicó que las malas prácticas de Uber habían sido denunciadas anteriormente y que esperan una mayor fiscalización en los servicios. “No se puede esperar nada distinto de una aplicación que opera de manera absolutamente ilegal en el país.

Al igual que en muchos países del mundo, lo hacen bajo la clandestinidad”, sostuvo. El programa de Canal 13 dio a conocer engaños en la inscripción de choferes en el sistema e incluso abusos que cometen alguno de ellos contra los clientes.

“Para operar una aplicación de transporte hay que hacerlo con responsabilidad”, agregó Parraguez. En ese sentido, detalló que es necesario tener un call center, un equipo de personas que den la cara, oficina con domicilio establecido, pagar los impuestos en el país y asegurar el compromiso social que requiere el transporte de personas.

Desde la empresa indicaron que siguen esperando la ley que regulará el rubro y que está en el Congreso sin avances.