La sostenida baja del cobre en Londres impulsó al alza del dólar a nivel local, el que subió $1,20 y quedó así en su mayor nivel en casi cinco meses.

La divisa estadounidense finalizó en puntas de $655,40 centavos comprador y $655,70 centavos vendedor.