La Corte Suprema condenó a la multitienda La Polar de Rancagua a indemnizar con un $1.200.000 a una de sus clientas.

Esto por no respetar el derecho de garantía legal tras la compra de una lavadora que presentaba fallas.

La mujer compró el aparato en mayo de 2015 y después de un mes de uso la lavadora presentó problemas.

Cuando la llevó para que se la cambiaran, en la tienda la enviaron al servicio técnico y tras detectar el problema no le entregaron ninguna solución.

Fue ahí cuando la clienta interpuso un reclamo al Sernac y luego una denuncia ante el Primer Juzgado de Policía Local de Rancagua, instancia donde la Dirección Regional del Sernac de O’Higgins se hizo parte.

Tras un largo proceso el juzgado sentenció a la empresa por infringir la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC) y ordenó el pago de $1 millón por las molestias que sufrió la clienta al no tener el producto, $199.870 por daño directo y aplicó una multa de 5 UTM (cerca de $235 mil) por haber infringido la normativa. Este fallo fue ratificado por la posteriormente por la Corte Suprema.