Gran conmoción ha causado en la comunidad LGTB (Lesbianas, gays, transexuales, bisexuales) de Bermudas la decisión de las autoridades del sector. John Rankin, gobernador de las islas, aprobó una ley que rechaza el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Con esta nueva medida, las autoridades buscan modificar la legislación llamada “Ley de Unidades Domésticas”, norma aprobada en el 2017 y que consideraba el matrimonio homosexual. Ahora, solo se contemplará como una “unión libre en la que tendrán los mismos derechos”.

El gobernador de Bermudas, aseguró que la mayoría de los ciudadanos del país no apoyan el matrimonio homosexual. Por ello, afirmó: “La nueva ley reconoce y protege a las uniones entre personas del mismo sexo, pero no se podrán casar”.

Debido a esta modificación en la ley, el turismo también puede verse afectado. Muchos cruceros que navegan por el Caribe, se detenían exclusivamente en Bermudas para que sus pasajeros pudiesen casarse.