La alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, condenó toda violencia contra los judíos, contra Israel y contra los ciudadanos de ese Estado.

“Condeno en los términos más firmes posibles todos los ataques contra judíos en todas partes del mundo, incluido en Europa, y contra Israel y ciudadanos israelíes”, indicó Mogherini en una declaración a la prensa junto a Netanyahu en la que es la primera visita de un primer ministro israelí a las instituciones de la UE en Bruselas en 22 años.

Por su parte, Netanyahu aseguró que reconocer a Jerusalén como capital de Israel, tal y como hizo la semana pasada el presidente estadounidense Donald Trump en una decisión criticada internacionalmente, “hace posible la paz”.