Equipos de rescate lograron encontrar la mañana de este domingo el cuerpo sin vida de un joven scout que se mantenía extraviado en el Embalse Coihueco, en la región del Ñuble.

Matías Hedia tenía 22 años y era el jefe de un grupo scout que acampó en el sector. Los visitantes provenían de la comuna de Peñalolén, en Santiago.

Su desaparición se reportó a las autoridades la tarde de este sábado luego de que se bañara en las aguas del embalse -que no es apto para esos fines– junto a otros jóvenes y luego del pasar de las horas los demás notaran su ausencia.

 

Equipos de Bomberos iniciaron la búsqueda, que continuó la mañana de este domingo y culminó con el hallazgo del cuerpo del joven a cuatro metros de profundidad en las aguas, indica Cooperativa.

 

La investigación del accidente quedó a cargo de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), quienes buscarán esclarecer los detalles de lo sucedido.