El expresidente de Uruguay, José Pepe Mujica, estuvo esta mañana junto al candidato presidencial Alejandro Guillier en Paseo Bulnes desde donde habló de los desafíos de los chilenos en las próximas elecciones y la razón por la que visita nuestro país.

 

“Mis felicitaciones a los chilenos. Muy probablemente ustedes no son conscientes de que se dan el lujo de tener una elección con dos candidatos calificados. Muy distintos cada cual con su carro de ideas, pero valiosos, y eso no es poca cosa en el mundo de hoy”, sostuvo el expresidente. Mujica sostuvo que conoció a Sebastián Piñera y tuvo una muy buena relación con él como Latinoamericano y como vecino.

 

Mi corazón y mi manera de pensar está siempre en el campo progresista. Me considero ciudadano de América Latina y mis sueños trabajan para un mundo que yo no veré (…) estoy acá por parentesco y manera de sentir, no por ser enemigo de fulano de tal. No soy enemigo de nadie”. Validó sus sentimientos por el progresismo y la labor que tuvo como mandatario, “me gasté la vida luchando por el reparto, tratando de contribuir a un mundo de iguales.

 

Cometí muchos errores y nos quedaron muchas cosas en el programa, no cambiamos el mundo pero algo hicimos”. Asimismo también hizo un llamado a las nuevas generaciones que en Chile representan la mayor abstención al momento de ir a las urnas. “Hay que defender la política, porque somos un animal político que no puede vivir en soledad, necesita sociedad y la asistencia de eso para nuestra vida supone conflicto, entonces siempre hay alguien tiene que manejar los conflictos, ese es el papel de la política“.

 

Por último también entregó un mensaje y recordó que no existen “hombres insustituibles, sino que hay causas insustituibles. Puedo decir muchas cosas, pero no quiero ofender a nadie. Cuiden la convivencia, luchen por la tolerancia, lo que viene no es ni el paraíso ni el infierno, es la escalera de la vida“.