Los delitos vinculados a la trata de personas se triplicaron en los últimos cinco años, de acuerdo con un informe de la Policía de Investigaciones (PDI). Según el reporte, en 2013 hubo 56 casos, mientras que en 2017 se registraron 183, consignó El Mercurio.

Entre las transgresiones a la Ley 20.507 figuran el tráfico de migrantes, trata de personas para la explotación sexual y para trabajos forzados, así como también de menores de 18 años. La Región Metropolitana el registro de delitos con 277 casos en el periodo, seguida de Tarapacá y Arica y Parinacota.

El director nacional del Servicio Jesuita Migrante (SJM), Pablo Valenzuela, dijo que la obsoleta Ley de Migraciones, que data de 1975, favorecería a bandas dedicadas a estos delitos. “Nosotros tenemos una migración de personas que principalmente vienen aquí a buscar una oportunidad de trabajo.

Entonces, si tuviéramos un sistema de visado simple, que promocionara la regularización, que hiciera relativamente fácil regularizarse y buscar trabajo ya regularizado, por supuesto que tendríamos menos casos de tráfico y de trata”, dijo.