Diego Aravena, de 27 años, estudia un magíster en sociología en la Universidad Alberto Hurtado.

Al igual como su madre, el hijo de mayor de Beatriz Sánchez, Diego Aravena, decidió meterse en política en los últimos meses. Su idea: Correr el cerco de lo posible.

En entrevista con la Revista Paula relató este cambió que vivió en su vida, y de su opción de mantenerse al margen durante estos meses de campaña presidencial. “En Chile se avala y se aplaude al winner, ese que piensa que, si gana, todo vale: el que no paga impuestos, el que hace negocios a expensas de otros… está lleno de “pillos” que después se escudan en que lo que hacen no es ilegal. Y claro, puede que no sea ilegal, pero está mal. Mis papás nos han criado diciéndonos que las cosas se tienen que hacer buscando el bien común. El liderazgo de mi mamá lo mismo: ella dice que si las cosas se hacen bien, funcionan bien, pero si no salen bien no importa porque no hay que traicionarse para ganar“, expresó.

Sobre su opción en segunda vuelta, refutó la opción de su madre y como militante duro del Movimiento Autonomista aclaró que anulará, pero que tomará la decisión en los siguientes días. “Será nulo, aunque eso puede cambiar. Depende más de Guillier que de mí“.

Sobre el futuro de Sánchez, Aravena explicó que “recién mi mamá está cachando qué va a hacer. Tal vez política, pero ella misma dice que la política se puede hacer en muchos lados, incluso en un medio. Aunque incierta, está contenta. Pero bueno, ella siempre está contenta“.

El primogénito – Revista Paula

Diego Aravena, el hijo mayor de Beatriz Sánchez, admira la valentía que tuvo su mamá en la campaña y sufrió a su lado con las críticas a su falta de liderazgo. Tiene 27, estudia un magíster en Sociología y vive con sus padres. En la segunda vuelta, dice, votará nulo.